eCOMnomía

Cuestiones de Comunicación, Relaciones Públicas e Institucionales

Presidencia Europea: Comunicar nuestras fortalezas, si es que las hay

with one comment

¿Termina Europa en los Pirineos?

Nuestra presidencia europea ha padecido críticas incluso antes de su inicio. Tras una divertida anécdota con la página web, llegó el tiempo de tomar la iniciativa y enviar propuestas. La primera no fue programática, ni anunciada de un modo formal. Salió de boca del propio Zapatero para después ser desmentida por sus ministros, pese a que posteriori, Zapatero se reafirmaría (Eso ya de por sí denotó falta de coordinación). Se trata de aplicar medidas correctivas para aquellos países que incumpliesen los criterios económicos que  recoge el Tratado de Lisboa. La propuesta no fue bien recibida, más que nada, por la falta de ejemplaridad de los que la proponen: No cumpliríamos los criterios.

Una medida más programática y formal ha sido liderar la lucha contra el fraude fiscal, tal y como lo desarrolló la Ministra Elena Salgado en el ECOFIN. Cuenta con más apoyo entre los miembros (Con la excepción de Austria y Luxemburgo, con secreto bancario) y en principio, no es un asunto en el que España destaque negativamente. En este sentido, es una propuesta más adecuada para llevar la iniciativa.

Financial Times no podía estar más equivocado cuando calificó a la presidencia como anodina. Tras la comparecencia de Zapatero en el Parlamento y apostar por asuntos como el coche eléctrico,  no son pocos en Europa los que la califican de  ambiciosa y era de prever teniendo en cuenta la habilidad del gobierno a la hora de tener iniciativa y manejar la agenda política a su favor. Pero existe un problema de fondo: No se puede ser proactivo porque sí, lanzando propuestas para dar imagen de que se hace algo. Desconozco  si las medidas correctivas se propusieron porque sí o tras profundas reflexiones y deliberaciones. Lo que es evidente desde el punto de vista de la comunicación es que hay mostrar las fortalezas y minimizar la visibilidad de las debilidades y toda propuesta se ha de basar en las fortalezas. Las medidas correctivas económicas ponen más al descubierto nuestras debilidades.

Ante esto, cabría preguntarse: ¿Tenemos fortalezas económicas? Sé la respuesta que estaréis pensando la mayoría, pero resulta que hasta el año pasado sí parecía que teníamos una y bien alabada en el extranjero: La regulación del Banco de España con las provisiones anticilícas y aparente la buena situación -comparativamente- de nuestras entidades financieras. El hecho de que el Gobierno no utilice esta baza de la que antes presumía y que pida mayores ayudas a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB)  suponen elementos de preocupación.  Y es que la situación de nuestras entidades financieras quizá ya no sea una baza sino una debilidad más.

En definitiva, estos seis meses serán una oportunidad para promocionar la imagen de marca España . Si no contamos con fortalezas económicas, al menos que se aprovechen otros atractivos. Lo hemos discutido mucho en un excelente debate del grupo de la Asociación DIRCOM en LinkedIn. Entre las pocas conclusiones en que coincidimos es que si se dan pasos en falso saldremos todos perjudicados.  

Anuncios

Written by Ricardo Cuevas

21 enero 2010 a 10:10 am

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] ¿Es casualidad que el Presidente haga comparaciones de su presidencia Europea con […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: