eCOMnomía

Cuestiones de Comunicación, Relaciones Públicas e Institucionales

La deuda y cómo evitar ser carnaza de tiburones

with one comment

 

No sólo van a por los peces pequeños...

Millones de euros. Es el sobrecoste que le supone a España financiarse a través de emisiones de Deuda cuando el mercado percibe que entraña cierto riesgo de impago. Y es lo que ocurrió durante la semana pasada.

La rentabilidad de las emisiones de deuda a 10 años llegó a situarse al 4,153%, 100 Puntos Básicos por encima de la referencia de la Deuda Alemana. La particularidad de los últimos días y lo que ha generado tantas reacciones, tanto erroneas como acertadas, es que se debe a una toma de posiciones contra España y contra el Euro por parte de varias gestoras de  Hedge Funds

La Jugada

Los detalles son bastante más complejos pero la maniobra es aparentemente sencilla. Primero escogen un país con cierta base de riesgo real, como Grecia o España, cuya rentabilidad es todavía relativamente baja.  No funcionaría  con países con muy baja rentabilidad, como la  misma Alemania, porque el mercado jamás creería que existen riesgos de impago en esos casos. Tampoco es buen negocio hacerlo con aquellos cuya  deuda ya tiene alta rentabilidad  como Venezuela y cuyo riesgo de impago puede materializarse finalmente. En este sentido, países como España y Grecia son los candidatos perfectos. Daben que pase lo que pase pagarán religiosamente y es que la pertenencia a la Zona Euro es un plus.

Después llegan mensajes a través de medios especializados (Bloomberg, Reuters, CNBC  y diarios influyentes como el Financial Times) que generan una sensación de pánico entre los inversores que haga creer que están al borde de la quiebra. No es que los medios se unan a la caza ad hoc. En mi opinión simplemente son los transmisores de esos mensajes.  Mientras las agencias de rating tardan meses en evaluar la deuda a la baja, paralelamente se estimula la compra de Credit Default Swaps (CDS), una especie de seguros de impago cuyo nivel sirve de referencia para observar la percepción de riesgo en el mercado. Si son altos es que el mercado se está protegiendo ante algo “malo”. En esta campaña, la deuda cuya rentabiliad estaba al 4%, puede subir 50 o 100 PB. Con esto, ya no es sólo el margen que obtendrán directamente con el cobro de una Deuda con una rentabilidad mayor. Suele existir (No siempre. Hay muchas variables) una correlación inversa Bolsas-Deuda Soberana. Si las bolsas bajan, los inversores se refugian en la Deuda y si la Deuda sube su rentabilidad por cuestiones externas, también puede haber transferencia. Sabiendo esto, las gestoras pueden obtener excelentes márgenes jugando paralelamente con opciones de compra-venta de valores en bolsa y de divisas, ya que por supuesto, tiene su correspondiente repercusión en el Euro. George Soros sabe mucho de esto.  

Contubernios y descrédito

¿Conspiración? NO. No en el sentido de que su objetivo sea perjudicar a España o al Euro. No es personal, son negocios. Sus posiciones a largo también hicieron ganar mucho dinero a valores españoles y al mismo Estado. Simplemente en España se han dado una serie de circunstancias idóneas para hacer la jugada. Y parte de esas circunstancias vienen generadas por una situación de desconfianza y poca credibilidad. Recordemos que la confianza es la base del Sistema.

Si tras dos años de crisis, con la Tasa de Paro doblando la media de la OCDE, se anuncia una posible reforma laboral del que sólo se obtienen esbozos (La responsabilidad es de todos los agentes: Gobierno, Patronal y Sindicatos) y si se anuncia una Reforma de las Pensiones que se corrige y queda abierta en cuanto recibe críticas, es lógico que se genere sensación de improvisación y descrédito. La oposición, por supuesto, no deja escapar tamaña oportunidad para atacar, pero el caso es que el mismo gobierno reconoció descoordinación y fallos de comunicación. Uno de los más flagrantes, que pone de manifiesto la importancia de la imagen, fue el hecho de permitir que Zapatero se sentara al lado de Grecia y Letonia, cuando tuvo que asegurar que somos un país cumplidor y serio. No pudimos enviar peor mensaje con eso.

Sobrevivir a la caza

Afortunadamente, la visita de la Ministra Salgado y de Campa al Reino Unido para calmar los ánimos de cara a la próxima emisión de Deuda ha dado sus frutos. El Financial Times recula y asegura que la situación en España dista de la de Grecia. Y la confirmación (con criterios más objetivos y más ajenos a la percepción del mercado) de la situación de España y de su pretendido riesgo de impago vino de parte de la Agencia de Rating Fitch, que mantiene su máxima calificación, AAA, sobre la deuda Española. 

Eso es lo que había que hacer desde el principio para generar confianza: Dar muestras de credibilidad con los datos en la mano,  avanzar a paso firme,  sin cargar contra el mercado cuando las cosas vayan mal y sin miedo ni titubeos a posibles reacciones adversas. Hay dos formas de evitar ser carnaza de tiburones: Evitar que huelan nuestra sangre y curar nuestras heridas para dejen de sangrar. La segunda lleva su tiempo, pero la primera puede ser inmediata. Permanecer inmóviles desangrándonos, como hemos hecho estos dos años o dar bandazos en el agua, como hemos hecho estos días, nos convierte en presas muy apetecibles. Hay que nadar en la misma dirección y sin miedo para llegar a tierra. 

Anuncios

Written by Ricardo Cuevas

10 febrero 2010 a 8:37 pm

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] “amigos” de nuestros gobierno: “Turbios” especuladores de Hedge Funds como John […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: