eCOMnomía

Cuestiones de Comunicación, Relaciones Públicas e Institucionales

F-35B: La influencia de un Cuerpo en los programas de defensa

leave a comment »

En los desarrollos aeronáuticos suelen surgir multitud de contratiempos. De los planos a la pista hay un enorme trecho de cálculos y pruebas y si utiliza elementos innovadores, los retrasos en el programa están asegurados. Es lo que parece estar pasando con el F-35B, pero no debemos ponernos nerviosos.

El F-35B es la versión STOVL (Capaz de despegar en cortas distancias y aterrizar verticalmente) de la nueva familia de cazas de Lockheed Martin. La versión A sustituirá a buena parte de la flota existente en las Fuerzas Aéreas de EEUU  y de otros países, mientras que la C, la versión navalizada, hará lo propio con la Armada de EEUU. La familia supone un salto cualitativo con respecto a los F-18, F-16 y Harrier que sustituirán. Serán cazas de quinta generación con las características que ello implica: Capacidad Furtiva (Baja firma de Radar), Supermaniobrabilidad, Radar de Apertura Sintética… De hecho, actualmente sólo existe un modelo operativo en el mundo en esta categoría*: El F-22, aunque su producción prevista fue recortada debido al alto coste de los aparatos. El F-35, en cambio, es el único sustituto en muchos casos y por ello todo indica que será rentable.

El caso es que mientras que la versión C va con un adelanto del 125% según lo programado,  la versión B, la que nos atañe, es la que más quebraderos de cabeza está dando. Despegar en corto y aterrizar verticalmente es muy complejo. Por eso los problemas están siendo significativos. Tantos que el Secretario de Defensa, Robert Gates, llegó a decir hace dos semanas que sería cancelado de no cumplir los requerimientos en un periodo de tiempo, que algunas fuentes indican que sería de años.

Se puede argumentar que para EEUU no es imprescindible una versión B. La versión C, la naval, no es STOVL y por tanto no sacrifica características de tamaño, peso y carga útil de armamento.  EEUU dispone de 11 Portaviones Nucleares que son su principal elemento de proyección de fuerza en el mundo. Estos portaviones tienen pistas más largas que las de otros países y catapultas de despegue que les permiten operar aparatos con capacidades similares o mayores que los de tierra, como son los F-18. Por eso, es lógico pensar que utilicen con mucha mayor frecuencia la versión C. La versión B  sería en exclusiva para el Cuerpo de Marines; para sus LHD (Buques de Asalto Anfibio) Clase Wasp, los futuros LHD Clase America y pistas sin preparar en tierra.

Y sin embargo, estoy convencido de que la versión B va a salir adelante. ¿Por qué?  Digamos que el Cuerpo de Marines es el brazo de las Fuerzas Armadas Estadounidenses con más influencia en los pasillos de Washington.  La lista de Ex-Marines en el Congreso y en puestos de responsabilidad no es precisamente pequeña.  Son más que un Cuerpo, son una institución nacional que proyecta ese aura de heroísmo  y ese Esprit de Corps tan característico desde la guerra del Pacífico. En resumidas cuentas, les suele dar lo que piden. 

En su momento querían un avión STOVL con el que pudiesen despegar desde una pista dañada o un frente no preparado para despegues y les dieron el Harrier, contando con un F-18 bastante más capaz en todo salvo en el despegue y aterrizaje .  El Harrier lo han mantenido pese a su negro historial de accidentes. Y es que, precísamente desde las batallas en el Pacífico, cuando la Armada simplemente les transportaba a las islas y les dejaba sin cobertura aérea (Bastante tenían con la flota japonesa), han venido exigiendo una arma aérea propia.

Ahora quieren de nuevo un caza para sus propios buques y lo tendrán. Con toda seguridad. No sólo por su empeño sino por el buen hacer de Lockheed, que está resolviendo los problemas y han logrado cinco aterrizajes verticales en ocho días.

El asunto importa mucho para España. La novena escuadrilla de nuestra armada está formada por Harrier II. Es nuestra principal arma aérea embarcada. Debemos sustituirlos a medio plazo y como nuestro Portaviones Príncipe de Asturias y el LHD Juan Carlos I tienen pistas para despegue corto, sólo pueden ser sustituidos por los F-35B.

Confiemos en Lockheed y en los Marines: Cumplen y no olvidan para quién trabajan. 

* Rusia cuenta con un caza de quinta generación todavía en desarrollo: el PAK-FA y China tiene lo propio con el J-20.
Anuncios

Written by Ricardo Cuevas

24 enero 2011 a 5:24 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: